• Fiducis economistas

¿Qué destrezas financieras debe tener un gerente de toda empresa?



Las habilidades y competencias gerenciales abarcan tres áreas. Por una parte, tendríamos la capacidad técnica, el uso de los métodos y las herramientas necesarias en el desarrollo de tareas específicas. También tiene grandísima importancia la capacidad para dirigir a su equipo de manera efectiva. Por último, tendríamos su capacidad para percibir a la organización de manera integral, reconociendo cada uno de sus elementos y su interrelación. La comprensión del modelo de negocio es vital:conocer nuestra estrategia que viene determinada por nuestros clientes y nuestros competidores (en definitiva, por nuestro/s mercado/s); saber que productos y servicios vende la empresa, es decir, cómo obtenemos ingresos; saber cuáles son nuestros productos estrella (hablamos de márgenes); que políticas de cobros y de pagos tenemos, etc.

En cuanto a destrezas financieras, estas son las que debe tener:

· Conocimiento de los estados financieros básicos: conocer y saber leer el balance de situación y cuenta de pérdidas y ganancias de su empresa. He de poder leer y entender estos estados para poder saber qué es lo que tengo en mi empresa, qué me pertenece, cuánto dinero me deben, cuánto debo, y lo más importante, saber cuánto vendo y si mi empresa genera resultados. Las cuentas de nuestras empresas son la primera fuente de información económica y financiera de la que disponemos, no podemos obviarla. Y es necesario obtenerla y analizarla a tiempo (analizar resultados 6 meses después, de nada nos sirve).

· Márgenes: ¿Hago ventas de calidad? Es imprescindible que conozca los productos y/o servicios de la empresa, a qué tipo de cliente se venden, pero es de vital importancia saber cuánto se gana (o pierde) con cada venta. Solo de esta forma, podremos tomar decisiones estratégicas apoyadas en las finanzas de mi empresa.

· Diferencia entre ingresos y cobros y gastos y pagos: técnicamente estamos hablando de la diferencia entre diferenciar entre el devengo y la caja. Porque no es lo mismo vender que cobrar.

· Elaborar, entender y gestionar un presupuesto, económico y financiero: todos nuestros objetivos tienen que cuantificarse y volcarse en un presupuesto. El presupuesto de nuestra empresa debe de servirnos de herramienta de gestión: nos debe de dirigir hacia nuestros objetivos, nos indica en que medida los estamos alcanzando, y muy importante, en que medida nos estamos desviando. Y como no es lo mismo vender que cobrar, debemos de llevar un presupuesto financiero o presupuesto de tesorería que nos sirva para ver cómo gestionamos nuestra caja, y muy importante, saber si se va a producir alguna rotura.

· Medir rentabilidad: no solo hay que medir la rentabilidad por servicio y producto vendido, hay que saber la rentabilidad sobre todo lo invertido en la empresa ¿Cuándo recuperaremos la inversión?

· Coste hora: las horas de mi empleado tienen un coste, por lo tanto, todo servicio o atención que presto a un cliente, también lo tiene. Especialmente las empresas fabriles o comerciales olvidan esto, únicamente tienen en cuenta el coste del producto que se vende, ¿pero que pasa con las horas de los empleados invertidas para vender?

· Impuestos: todas las empresas pagamos impuestos: ojo con los trimestres y las previsiones de tesorería.

· Indicadores: ¿qué es clave para el desarrollo de mi empresa? Cualquier aspecto de una empresa que se quiera gestionar, ha de poder medirse. Y todo (o prácticamente todo) se puede medir. Los indicadores de gestión son de gran ayuda para señalar que es importante en nuestras empresas y agilizar su gestión.

1 vista
  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00