• Fiducis economistas

El fondo de comercio en nuestras empresas


En valoración de empresas, habitualmente se aplican 3 criterios para determinar el precio adecuado de sus acciones: valor nominal de las acciones, valor en libros, y valor de mercado.

Los dos primeros, responden a valores meramente contables ¿Pero nuestras empresas valen únicamente lo que aparece reflejado en el balance de situación como fondos propios o patrimonio neto? La mayor parte coincidiremos en el no. La diferencia entre lo que se paga por una acción y lo que figura en sus balances puede venir originada por lo que conocemos como el fondo de comercio de la empresa.


El fondo de comercio viene definido como la capacidad que tiene una empresa de generar beneficios futuros, gracias a la ayuda de activos intangibles, difíciles de cuantificar pero que son una fuente de generación de valor, futura. En algunos casos, los activos intangibles, pueden generar más valor que los tangibles.


Activos como la marca, nuestra cartera de clientes, el posicionamiento, patentes o nuestro know-how, son fuentes generadoras de valor, y en muchas ocasiones, no pueden ser valorados, y por lo tanto, incluidas en nuestros balances.


La dificultad reside en poder cuantificar el valor de ese fondo de comercio, ya que no pueden individualizarse de forma separada de otros elementos, de manera que no pueden transmitirse individualmente.


Contablemente, el fondo de comercio surge al realizarse una combinación de negocios, como, por ejemplo, la compra de una rama de actividad de una empresa.

Y, ¿si no se produce una combinación de negocio? ¿Cómo lo podemos valorar?

La técnica más habitual es realizar la proyección de resultados de la empresa en un horizonte temporal de 3-5 años. Con esta proyección, cuantificaremos la capacidad de generación de caja para cada uno de los años que componen ese periodo (no hay que olvidar que uno de los mejores indicadores de creación de valor a nivel financiero es la capacidad de generación de caja).


El último paso, sería trasladar al momento actual esos flujos mediante el uso de una tasa de descuento, o lo que es lo mismo, capitalizar los flujos de caja al momento 0. Así de esta forma, en el presente, tendremos el valor neto de nuestros activos, así como el valor futuro esperado de flujos de caja, o lo que es lo mismo, el valor de mercado de nuestra empresa. Podríamos concluir que la diferencia entre el precio por acción en libros y el precio de mercado por acción, viene originada por el fondo de comercio de nuestra empresa.


¿Te ayudamos a cuantificar tu fondo de comercio?

  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00