• Fiducis economistas

COVID-19: CÓMO PUEDE AFECTAR A NUESTRAS EMPRESAS Y CÓMO ACTUAR



Estamos en un momento de incertidumbre total. A la inestabilidad política, se ha añadido el riesgo real de una pandemia a nivel mundial provocada por el Coronavirus. El impacto inicial de la epidemia sobre la actividad económica se está notando especialmente en sectores como el turístico y el del ocio, así como también en aquellos otros más dependientes de la cadena internacional de suministros, aunque la preocupación por los efectos de la epidemia se está extendiendo de forma alarmante a todos los sectores y subsectores de la economía española.


Esto pude afectar a nuestro día a día, y como no, a nuestras empresas.


¿Pero en qué medida lo va a hacer?


A nivel económico, a fecha de redacción de este artículo, la previsión más positiva, es una contracción en la economía española entre el 1,3%-1,7% del PIB


La debacle en bolsa está siendo dramática, y a ello ha contribuido la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia desatada por su desacuerdo acerca de cómo responder a la caída de la demanda de crudo en el mundo ocasionada por el coronavirus lo que ha provocado la mayor caída del precio del petróleo desde 1991.


Los sectores con mayor impacto económico como puede suponerse en una economía especialmente movida por el sector servicios, son los relacionados con el turismo y el ocio (El turismo supone un 12% del PIB y el empleo en España. El capítulo de ocio, restauración, cultura y hoteles representa casi un 20% del consumo de los hogares). Aerolíneas, agencias de viaje, hoteles se enfrentan a cancelaciones masivas. La caída de reservas de Semana Santa por temor al coronavirus hace peligrar el 15% de la facturación anual del sector turístico. También puede peligrar la campaña veraniega.


¿Y para el resto de las empresas?


El primer riesgo deriva del contagio entre empleados, no en vano hay que enfrentarse al incremento de número de contagiados en nuestro país, en los últimos días.


En caso de riesgo notorio dentro de nuestra empresa, debemos seguir el protocolo de acción establecido por el Ministerio de Sanidad. El gobierno ha publicado una guía de comportamiento, que básicamente viene a decir, que si existe el menor indicio de que un empleado pueda estar enfermo, debe irse a casa e informar a los medios sanitarios. Las medidas varían según el riesgo e impacto, pudiendo ser necesario implementar una política de teletrabajo.


Las empresas con actividades de fabricación, transformación, comerciales o distribución (son solo algunos ejemplos), tendrán que prestar especial atención a su cadena de distribución, desde el abastecimiento por parte de proveedores hasta la demanda por parte de clientes.

Todas las empresas que tengan proveedores de materias primas, existencias o producto terminado, pueden tener problemas de abastecimiento. Estas empresas tienen que actuar con previsión y celeridad, adaptando su capacidad productiva a posibles reducciones en el abastecimiento o incluso roturas totales de stock.


Si una empresa no va a poder atender sus pedidos, es decir, no va a poder cumplir plazos de entrega con algún cliente, es de vital importancia actuar con premura, dar un preaviso y renegociar cláusulas por incumplimiento, si las hubiere. En caso de contar con seguros comerciales, medir en qué medida puede ser útil hacer uso de ellos. No nos olvidemos, nuestros clientes son uno de los 3 vértices que conforman nuestro negocio, y no podemos permitirnos el no cuidarles.


Otra cuestión a tener en cuenta son los posibles impagos de clientes. Puede ocurrir que alguno no nos pague porque su demanda también cae (eso pasará especialmente en empresas B2B).


Tenemos que analizar cómo varía el periodo medio de maduración de nuestra empresa en función de estos cambios en el abastecimiento y en la demanda. Debemos recalcular este periodo y medir nuestras nuevas necesidades operativas de fondos. No es lo mismo tener que gestionar un periodo de maduración de 30 días, a tener que gestionar un periodo de 90 porque nuestra materia prima va a tardar 60 días en llegar, o tener que hacer frente a una pérdida de capital circulante por falta de ventas y su posterior cobro o, a posibles impagos de clientes.


Desde un punto de vista optimista, podemos pensar que es que esta pandemia no va a durar para siempre, pero no obstante, debemos de actuar para gestionar eficazmente su posible impacto. Podría ser necesario buscar alternativas de financiación a corto, con las que afrontar pérdidas de tesorería coyunturales. Negociar con antelación esta financiación es clave para reducir costes y dar garantías a nuestros clientes.


Las posibles bajadas de demanda, podemos contrarrestarlas con bajadas de precios u ofertas especiales. Tenemos que ser los primeros en desarrollarlas. Una vez más, trabajar con antelación será clave.


Si parte de nuestro canal de distribución es físico (por ejemplo, contamos con un punto físico de venta), podemos contemplar la posibilidad de desarrollar canales alternativos, como el online. Tened presente que casi cualquier producto o servicio, se puede vender por internet.


¿Y qué hacemos con el personal? Si no vamos a poder producir o prestar nuestros servicios, tendremos que adaptar nuestra capacidad productiva. Existen opciones baratas (pero complicadas de alcanzar) como por ejemplo, negociar periodos vacacionales con nuestros empleados. En algunos casos más complejos, podría ser factible, negociar una modificación sustancial en las condiciones de trabajo, para adaptar la producción a una caída en la demanda (los conocidos ERTE).


Por otra parte, el Gobierno acaba de publicar modificaciones para favorecer a empresas que se vean en una peor situación y se vean obligadas a parar de forma drástica toda su actividad. Muchas de estas empresas no tendrán que pagar indemnizaciones y cotizaciones. En cualquier caso, antes de poner en práctica cualquiera de estas medidas, es necesario consultarlo con un asesor laboral.


¿HAS MEDIDO EL POSIBLE IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN TU EMPRESA?

TE AYUDAMOS A PREVENIRLO. DISEÑAMOS CONTIGO UN PLAN DE ACCIÓN


Llámanos 963355641



  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00