• Fiducis economistas

CONCILIACIÓN FAMILIAR Y LABORAL ¿UN OBJETIVO AL ALCANCE DE TODOS O SOLO DE UNOS POCOS?


Conciliación familiar

Con la entrada en vigor del Real Decreto- Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, a partir del pasado 8 de marzo, se modificó el apartado 8 de su artículo 34, por el cual se contempla el derecho de las personas trabajadoras a solicitar la adaptación de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar.


Hasta entonces, el trabajador para tener derecho a la adaptación de la duración y de la distribución de la jornada de trabajo para conciliar su vida personal, familiar y laboral, necesitaba el acuerdo empresarial, o que tal derecho se estableciera en la negociación colectiva, siendo en la mayoría de los casos, un derecho ligado al cuidado de hijos menores, o a una petición de reducción de jornada por guarda legal, lo que suponía una reducción salarial proporcional a la jornada solicitada en la mayoría de los casos. Sin embargo a partir de dicha fecha, se hace extensivo a todos los trabajadores, tengan hijos o no, modificando una norma que busca el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres, reconociendo el derecho a la adaptación de jornada, sin reducción de esta o del salario, y dando incluso la posibilidad de solicitar que la realización de la jornada laboral se lleve a cabo a distancia (teletrabajo). Las empresas pueden denegar las solicitudes de los trabajadores, pero siempre que negocien con ellos y demuestren que atender a sus peticiones es incompatible con sus "necesidades organizativas o productivas".


Otro aspecto que también contempla La Ley para la conciliación familiar es el cuidado de mayores. Por ahora hay dos derechos para los trabajadores: Uno que el trabajador tiene derecho a reducir su jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional en el salario, entre un octavo y la mitad de la duración de aquella. Y, dos respecto al derecho a una excedencia voluntaria con reserva del puesto de trabajo que debe tener una duración no superior a dos años. Este período será computable a efectos de antigüedad, pero la reserva del puesto de trabajo tan solo se mantendrá durante un año. A partir del comienzo del segundo, dicha reserva se referirá solo a un puesto perteneciente al mismo grupo profesional o categoría equivalente.


Así, en teoría, la conciliación personal, familiar y laboral facilita que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, el desarrollo de su personalidad, su formación o el disfrute de su ocio y tiempo libre.


Quiénes tienen que hacer qué, para que esto se cumpla (No importa el orden en que los vamos a ir nombrando, porque todos los intervinientes son igualmente necesarios). Así tenemos a los integrantes de las familias, sean hombres o mujeres, padres o hijos (en este caso lógicamente, en concordancia a su nivel de responsabilidad y desarrollo), compartiendo equitativamente el reparto de las responsabilidades domésticas y/o familiares, o sea lo que llamamos corresponsabilidad sobre la distribución del tiempo.


En el ámbito empresarial, tienen que implicarse, en primer lugar, las empresas, aplicando políticas de igualdad e implantando medidas de conciliación; los empleados ejerciendo su derecho responsablemente y, los sindicatos impulsando estas medidas en la negociación colectiva.


Y, por último, las Administraciones Públicas poniendo en marcha políticas públicas que las faciliten e impulsen.


Conciliar vida profesional y personal aporta muchos beneficios no solo para el trabajador, también para la empresa, pues parece que es un factor clave para la fidelización de empleados, la reducción del absentismo o para incrementar la productividad, entre otros.


Largas jornadas y horarios imprevisibles o difíciles son los mayores obstáculos de los trabajadores para conciliar. Un informe del pasado septiembre de UNICEF explica que Suecia, Noruega, Islandia, Estonia y Portugal ocupan los primeros puestos en materia de políticas de conciliación en los países de la OCDE y la UE, mientras que España está en la mitad de la tabla. En nuestro país, las madres disfrutan de 16 semanas de permiso retribuido y los padres, de 2,1, ubicándose el país en los puestos 27 y 17 (de 41 analizados) en cuanto a permisos parentales. Esto hace que, al ser más breves los permisos paternos, el cuidado sigue recayendo fundamentalmente en las mujeres. Y las jornadas laborales no facilitan compaginar el mundo laboral y el familiar, como muestran los datos: el trabajo no permite a 1 de cada 10 personas dedicar el tiempo suficiente a sus hijos e hija y, según estadísticas del INE del año 2019, el 49,55% de los trabajadores dice no poder nunca o casi nunca modificar su jornada laboral para cuidar de sus hijos.


En Estocolmo, país ejemplar en el arte de la conciliación, la mayoría de las empresas ofrecen a sus empleados horarios flexibles, aunque exijan que estén en la oficina entre las nueve o diez de la mañana hasta las tres o cuatro de la tarde. La ley sueca también recoge como derecho pedir el día libre para cuidar a un niño enfermo, manteniendo un salario del 80% por el día perdido. Uno de los elementos más importantes del sistema es la baja paterna, que incluye 480 días pagados de baja por cada niño, casi un total de dos años de días laborales y que pueden repartirse como los padres lo deseen. Para promover que los hombres pidan más tiempo de excedencia, existen los llamados tres "meses del padre", a los que solo tiene derecho uno de los progenitores.


Únicamente el 20% de las empresas españolas facilita la conciliación laboral más allá de lo establecido por la ley. Las Pymes son las que tienen mayores dificultades a la hora de fomentar nuevas políticas de empresa. Sin embargo, las grandes corporaciones dan mayores facilidades a sus empleados.


Las empresas que apuestan por políticas de trabajo que permiten conciliar la vida laboral y familiar son conocidas como Family Friendly.


Las compañías que adoptan esta filosofía conciben a sus empleados como sus principales activos.


Y tu empresa ¿es o no Family Friendly?



1 vista
  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00