• jlballester

RD 35/2020: Ayudas y novedades fiscales para Pymes y Autónomos

El pasado 23 de diciembre de 2020, se publicó en el BOE el Real Decreto ley 35/2020 de 22 de diciembre de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, hostelería y comercio y en materia tributaria. El objeto de este RD es desarrollar medidas para mitigar los efectos de la pandemia. Entre las medidas que cabe destacar están las siguientes:


1. Medidas extraordinarias dirigidas a arrendamientos de locales de negocio.

  • Los arrendadores de locales que no sean considerados grandes tenedores (titular de más de 10 inmuebles urbanos, sin contar garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 metros) cuyos arrendatarios los destinen al desarrollo de una actividad económica clasificada en determinados epígrafes del IAE –los relacionados con el turismo, la hostelería y el comercio- podrán computar, como gasto deducible del capital inmobiliario, la cuantía de la rebaja en la renta arrendaticia que voluntariamente hubieran acordado a partir de 14 de marzo de 2020 correspondiente a las mensualidades del primer trimestre de 2021.

  • Esto no se aplica si, posteriormente, se compensa la rebaja, o cuando se trate de una persona o entidad vinculada (vínculo con el arrendatario en los términos del art. 18 de la LIS o una relación de parentesco hasta el segundo grado, incluyendo al cónyuge).

  • Se reduce de seis a tres meses el plazo para que las cantidades adeudadas por los arrendatarios se consideren saldos de dudoso cobro y, por lo tanto, puedan deducirse de los rendimientos del capital inmobiliario.


2. Medidas en materia tributaria


A. Aplazamiento de autoliquidaciones del primer trimestre de 2021, es decir las que deban presentarse entre el 1 de abril y el 30 de abril de 2021:

  • Aplicable a retenciones, ingresos a cuenta, pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades e IVA

  • Hasta 30.000€ de forma automática y sin garantía.

  • Aplicable a los autónomos y a las empresas que facturaron menos de 6.010.121,04€ en 2020.

  • El aplazamiento podrá ser de 6 meses, sin que devenguen intereses de demora los tres primeros, aunque se puede solicitar adelantar el pago.


B. Tanto en el Impuesto de Sociedades como en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en los periodos impositivos que se inicien en 2020 y en 2021, las empresas de reducida dimensión (cifra de negocios en el ejercicio anterior inferior a 10 millones de euros), se podrán deducir pérdidas por deterioro derivadas de posibles insolvencias de deudores, cuando en el momento del devengo del impuesto hayan transcurrido 3 meses (en lugar de 6 meses), desde el vencimiento de la obligación.


C. Autónomos empresarios acogidos al régimen de estimación objetiva del IRPF y al régimen simplificado de IVA (módulos):

  • En IRPF: reducción del rendimiento neto en módulos de 2.020 del 20% (antes era del 5%), aplicable sobre el rendimiento neto. En el caso de actividades vinculadas al sector turístico, hostelería y el comercio, la reducción será del 35%. Se aplica para el calculo de los pagos fraccionados del 4T/2020 y del 1T/2021.

  • En IVA: reducción del 20% del importe de las cuotas anuales devengadas por operaciones corrientes del régimen simplificado del IVA del año 2.020. Será del 35% para las actividades del sector turístico, la hostelería y el comercio. Será aplicable también en el cálculo correspondiente a la primera cuota trimestral de 2021.

  • En estimación objetiva del IRPF y del IVA, para el cálculo de la cuota del rendimiento anual no se computarán los días de inactividad motivados por la pandemia, tanto del primer semestre como del segundo. Esto se tendrá en cuenta para el cómputo de los módulos de horas de personal asalariado, no asalariado y empleado, así como para cuantificar los módulos de distancia recorrida y consumo de energía eléctrica, en los que no se computarán los kilómetros o los kilovatios que proporcionalmente correspondan a los días en que no se pudo trabajar.

  • La renuncia a la aplicación del régimen de módulos para el ejercicio 2021, no impedirá volver a tributar por dicho régimen en 2022, ampliándose el plazo para la renuncia hasta el próximo 31 de enero de 2021.

Para cualquier aclaración relativa al contenido del este correo u otra cuestión que necesite resolver, no dude en ponerse en contacto con el equipo de Fiducis Economistas a través de nuestro teléfono o correo electrónico.