• jlballester

COLIVING COMO OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN INMOBILIARIA


La globalización, la digitalización y otros fenómenos sociológicos, económicos, políticos, etcétera, han contribuido a cambiar los métodos de trabajo y de organización de las empresas (sobre todo de las start ups), así como la forma de trabajar de las personas. Cada vez más surgen nuevas formas de trabajo y aumenta la movilidad laboral. Así ahora mismo, una persona puede trabajar para una o más empresas y, desde casi cualquier lugar del mundo.

También se ha modificado la forma en la que se utiliza, hoy en día, la vivienda, especialmente entre ciertos colectivos. Ha aumentado de forma importante, el número de personas que buscan vivienda por un período temporal corto (normalmente oscila entre 6 meses y un año). El abanico que explica las posibles razones, es amplio; por una parte tenemos personas que se han separado o divorciado, o bien puede tratarse de expatriados que trabajan un tiempo en otro país; Erasmus o estudiantes que provienen de otras poblaciones de la misma o diferente provincia o internacionales; o bien de personas con vivienda en reformas o construcción; personas mayores en situación de soledad…Asimismo a mucho jóvenes trabajadores y jubilados, les resulta difícil encontrar una vivienda adecuada debido al alto precio de los alquileres.

De este modo aparecen conceptos como Coworking y Coliving.

Wikipedia dice que el Coworking es una manera de trabajar que permite que varios profesionales independientes de sectores distintos compartan una misma oficina o un mismo espacio de trabajo, en el que se fomenta la colaboración, el trabajo en un espacio comunitario y multidisciplinario y, en definitiva, el networking.

El Coliving todavía está en pañales en España, pero este concepto de hábitat compartido que ofrece áreas comunes y servicios adicionales incluidos en el alquiler, está atrayendo a más y más personas. En Francia, por ejemplo, hay una treintena de actores hoy en el mercado, para satisfacer las necesidades de los millennials.

Esta nueva clientela quiere vivir en un hábitat compartido, menos restrictivo y de fácil acceso.

El Coliving ofrece grandes perspectivas y flexibilidad al satisfacer las necesidades de diferentes tipos de inquilinos: residencias para estudiantes, empleados o personas mayores.

En el futuro, las empresas incluirán la vivienda como parte del paquete de la oferta de trabajo. De este modo, los empleadores tendrán mucho más fácil convencer y reclutar nuevos empleados en medio de un cambio profesional.

Esta nueva forma de vida ofrece nuevos hábitos que emergen en el mercado inmobiliario y tienen un fuerte impacto en el nivel de la propiedad de alquiler. Incluso se están haciendo ya residencias coliving que están especializadas y ofrecen servicios relacionados con ciertos temas (culinario, bienestar, deportes...), por lo que sus inquilinos son personas a las que les une intereses y aficiones comunes.

La inversión en compras de activos inmobiliarios no residenciales cerró el ejercicio 2018 en máximos de los últimos diez años al sumar 11.630 millones de euros, importe que además es un 8% superior al de 2017, según datos de BNP Paribas Real Estate. Las residencias de estudiantes se han convertido en el objetivo de los grandes inversores inmobiliarios. Además de suponer un activo para diversificar carteras, la ‘prime yield’ (rentabilidad prime) en el centro de algunas ciudades supera el 5,5% de media, según el estudio de BNP Paribas Real Estate. Una cifra que, además, es superior a la que registran otros activos como las oficinas o los locales comerciales.

Ahora bien, haría falta que el coliving ofreciera a los inversores ventajas fiscales interesantes, como ocurre en otros países de nuestro entorno.


1 vista
  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00