• jlballester

CÓMO CREAR UNA EMPRESA EN 6 PASOS


Seguro que, si has llegado hasta aquí, es porque llevas varios meses, incluso años, dándole vueltas a lanzarte al universo empresarial y fundar tu propia empresa. Sin duda, tomando esa decisión te podremos dar la bienvenida a un mundo plagado de valientes que, cada día, sacan lo mejor de sí mismos para mejorar, de la forma que sea, la sociedad en la que vivimos.

Ya tengas idea de abrir un restaurante, una tienda de ropa o de iniciar un proyecto en el sector sanitario, por ejemplo, necesitarás seguir una serie de pasos para poder poner en marcha tu idea y convertirla en un sueño hecho realidad.

1. Elige la forma jurídica y la denominación social

Existen distintos tipos de sociedades que se estructuran en función del número de socios y de su responsabilidad, así como del capital social que se deposita para formar la sociedad. Elegir una u otra forma jurídica para constituir tu empresa dependerá de la idea que tengas en mente y de cómo estés pensando desarrollarla. Puedes ver pinchando aquí un esquema realizado por la Dirección General de Industria de la Pequeña y Mediana Empresa (Ministerio de Economía, Industria y Competitividad) sobre los tipos de empresa que existen en España, para que te sea más fácil el momento de elegir la forma jurídica de tu empresa.

No obstante, no te preocupes si al principio tienes dudas y escoges un tipo de sociedad que luego no se adapta a lo que realmente necesitas porque se puede cambiar; por ello, siempre puedes empezar por emprender de una forma más sencilla y, más adelante, cambiar la forma jurídica de la empresa.

Para elegir la opción que más se adapte a tu futuro negocio, debes saber que hay ciertos tipos de actividades (agencias de viajes, seguros, entidades bancarias…) que obligan a constituir la empresa como sociedad mercantil. También dependiendo del número de socios podrás escoger unos u otros tipos de sociedad, así como en función de su responsabilidad y grado de implicación, de las relaciones que se mantienen entre socios, de las necesidades económicas que requiere el proyecto y de la imposición fiscal que tiene la empresa y de cómo repercute esta en cada uno de los socios.

En relación a la elección de la denominación para tu empresa, deberás definir un nombre para tu sociedad para que sea la razón social por la que será reconocida en el ámbito empresarial. Una vez definido este punto, deberás presentar la denominación social en el Registro Mercantil para que, cuando completes algunos pasos más, tu sociedad tenga el nombre que deseas.

2. Deposita el capital social

El capital social depende del tipo de sociedad o persona jurídica que se haya escogido, siendo siempre el importe mínimo de 3.000 euros. Normalmente, el depósito del capital social se puede realizar con dinero; sin embargo, hay ocasiones en las que esta aportación se hace en especie, con la entrega de bienes. Para poder depositar el capital social de tu empresa debes, en primer lugar, abrir una cuenta bancaria exclusiva para ello, en la que incluyas todo el capital que vas a aportar. Una vez se ha realizado el ingreso por parte de todos los socios, el banco emitirá un certificado que debes presentar ante notario para poder constituir la sociedad.

3. Firma de la escritura de constitución ante notario

La firma de la escritura de constitución de la sociedad se deberá hacer ante notario, con la presencia de todos los socios o sus representantes legales, el administrador de la sociedad y la presentación de los siguientes documentos para que esta sea válida:

  • Estatutos de la sociedad, por los que se regirá su funcionamiento

  • Certificado del Registro Mercantil de reserva de la denominación social

  • Certificado de la entidad bancaria sobre el depósito del capital social

Con la firma de la escritura ya podrás solicitar el NIF provisional en Hacienda. Antes de comenzar a operar con tu empresa, como todas las entidades que llevan a cabo actividades económicas debes tener un código: el número de identificación fiscal (NIF). En el NIF, la letra que aparece en primer lugar –A, B, J, etc.- será la que represente la forma jurídica de la empresa. Tras ella irá un número de siete cifras y, en último lugar, una letra de control. Una vez firmada la escritura… ¡Enhorabuena! Ya eres/sois empresarios. Tan solo quedan tres últimos pasos para poder empezar, por fin, con la actividad de la empresa.

4. Inscripción en el Registro Mercantil

Tras la firma de constitución de la sociedad ante notario deberás presentar la escritura en el Registro Mercantil para que desde allí puedan inscribirla y conste, desde ese momento, como legal.

5. Alta en Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) es sobre el que tributan todas las empresas, tanto de actividad profesional como artística, y es obligatorio para todas las sociedades, empresarios y profesionales. Aunque debas registrar tu empresa, debes saber que durante los dos primeros años, tanto empresas como autónomos, no pagan el IAE. Además de ello, hay exenciones: no tienen que pagar este título las sociedades que posean ingresos netos menores de 1.000.000 euros.

6. Puesta en marcha

Y, por fin, después de la maratón de papeleo y peregrinajes entre las diferentes delegaciones, si has llegado a este punto ya puedes decir que estás ante una nueva etapa llena de satisfacciones y de sueños por cumplir. ¡Lo has conseguido!

¿Se te hace muy cuesta arriba ver todo lo que te queda por hacer? ¿No te apetece nada tener que enfrentarte a todos los papeleos y complicaciones? En Fiducis economistas somos conscientes de que este tipo de procesos se pueden hacer muy largos y tediosos; por eso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y déjalo todo en nuestras manos. En un abrir y cerrar de ojos estarás abriendo las puertas de tu nueva oficina o local.


4 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Avda. Reino de Valencia, 51 - 6º pta. 11ª

46005 VALENCIA

 

963 355 641

info@fiducis.es

Horario: Lunes a Viernes

             09:00-19:00